Reflexión: ¿A dónde van los versos?

Molino parado

¿A DÓNDE VAN LOS VERSOS?

Molino quieto

“Y mientras, cada otoño va pasando y el sol sale y se esconde con tu rueda y tú sigues girando por la noche y mueles con La Luna el Universo.” (Fermín Fernández Belloso).

A Fermín Fernández Belloso, in memoriam.

¿A dónde van los versos cuando el poeta calla? Vuelan como si tuvieran mil alas impulsados por el viento por todos los rincones del alma.

Letra a letra, las palabras se imprimen en la pantalla de la computadora, brillan por la belleza de los pensamientos del autor, se entrelazan unas a otras en el preciso instante de la inspiración, dictándole la profundidad de los sentimientos de esa alma sensible a todo cuanto lo rodea; y así es como habla para hacerlas resonar en el silencio del cerebro lector al momento en que los ojos las captan.

¿Podrá callar realmente el poeta? Me parece imposible, pues la palabra una vez que ha sido escrita permanece por los siglos, pregúntenle a Homero, Cervantes y Shakespeare; a pesar del tiempo sus mensajes resuenan en todo el orbe mientras haya quien lo lea, quien lo lleve como guía en su interior.

Hay quienes dicen que regresan a su origen, a aquello que las hizo incubarse en el alma del vate para impulsarla, por eso los montes, las estrellas, praderas y ciudades están llenos de pensamientos hilvanados por el estro creador en collares de perlas alrededor del cuello de la mujer amada.

A veces retumban con el fragor de los cañones, cuando la inconformidad frente a la injusticia las hace estallar, pidiendo a los débiles levantarse en contra de los tiranos; sacude las conciencias para hacerlas despertar, las mueve a la acción ennoblecedora.

El molino se ha parado, el viento ya no hace girar sus aspas; los granos de las percepciones no pasan más por su muela para hacerse uno con las nuevas palabras. El poeta ha guardado silencio, ya no podrá deleitarnos con nuevos versos, pues el destino ha inmovilizado su pluma para siempre.

¿A dónde van los versos cuando el poeta calla? Van a la eternidad de la herencia humana, en los corazones de la gente sensible donde anidan para alegrarlos con su ritmo, con la armonía del fondo y la forma de la obra perenne, pues el escritor vive para siempre en la belleza de las palabras por él entrelazadas. Es así como el poeta nunca calla.

Phillip H. Brubeck G.

You may also like this

14 febrero 2021

Siempre hay un momento mágico...

<!-- wp:heading --> <h2>SIEMPRE HAY UN MOMENTO MÁGICO…</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Siem

admin
26 diciembre 2020

Frente al nacimiento

<!-- wp:heading --> <h2>FRENTE AL NACIMIENTO.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Frente al nacimi

admin
24 noviembre 2020

En las cortinas

<!-- wp:heading --> <h2>EN LAS CORTINAS</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>En las cortinas, azule

admin

Leave Comment