La ciudad ronronea

La ciudad ronronea.

I

La ciudad hasta ahora no dice
nada.
Esta noche perdió su matiz bullanguero que
precisa marcha.

Solo dos autos pasan y dejan su olor de aceite
quemado.
Paralelos caminan a la par
pero siempre es uno
es el que se desprende
para viajar a otra
dimensión.
Por un momento fueron amantes del espacio y la velocidad.

El camino se estrecha,
y los separa;
es el
destino de los
justos,
siempre volteando hacia la próxima
estación de combustible.

II

Casi la pasión se me sale por los ojos.
Cruel es contener
el aliento
en un caparazón
condenado a contraerse.

El sentido de la nada
volcó mi mente
triturando el espejismo
polar.

Casi vuelvo el estómago
al agarrar los
cristales del espejo psicótico
ahora hecho añicos.

Calma
aterrorizante
cuando nos despertamos
y nos damos cuenta
que todo no era
evolutivo.

III

El otro yo
como un zarpazo
inesperado
arranca mi decisión.

Como enredarse en los hilos del ego levitado
desprenderse del
piso en la autocompasión
del análisis burdo
o de la gestalt que serpentea
ideas irónicas de sueño.

Salve la inconsciencia
de la conciencia
todo se esfuma en
un cuadro de manchas
heridas de sentimientos áridos.

Víctor Hugo González Fernández.

You may also like this

26 noviembre 2020

A pesar de todos los caminos

<!-- wp:paragraph --> <p>A PESAR DE TODOS LOS CAMINOS.</p> <!-- /wp:paragraph --> <!-- wp:paragraph --> <p>A pesa

admin
19 noviembre 2020

Amanece despacio

<!-- wp:heading --> <h2>Amanece despacio.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Amanece despacio,<

admin
10 noviembre 2020

Abandonas

<!-- wp:heading --> <h2>Abandonas.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Abandonas<br>el utili

admin

Leave Comment