La hoguera

LA HOGUERA

En aquella hoguera inmensa,
cuya llamarada intensa
buscaba afanosa el cielo,
luego de aquel fuego en celo,
entre el rescoldo y cenizas,
yacían las brasas en trizas,
sin aquel calor ardiente.

Creí que no encontraría fuego,
pero al soplo de mi aliento
tornó más incandescente,
y aquella lánguida hoguera
fue prendiendo nuevamente,
con un fuego abrasador,
aunque no con el calor
ni la misma intensidad,
como lo fue anteriormente.

Ha menguado, llegó su hora
de apagarse poco a poco,
ya no hace la misma brasa
que enciende la llamarada
desatando el fuego loco.
Ha sido contaminada
por quien atizaba el fuego…
aquel leñador fue ciego…
y exterminó la abrasada.

Aquí ya no habrá más leña,
llamas, brasas ni cenizas…
y tú leñador te empeñas
en luchar contra la brisa.

Nocivo cual viejo boldo
fue tu amor en su estadía,
pero entre estas topias frías
ya no queda ni el rescoldo…
se disipó con premura,
la tormenta la esfumó,
y las cenizas que había
el viento se las llevó.

Irma Alejandrina Rondón Varela.

You may also like this

01 diciembre 2022

Inmigrante

<!-- wp:heading --> <h2>INMIGRANTE</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Cada gota de sangre<br&g

admin
29 noviembre 2022

Se aleja un barco

<!-- wp:heading --> <h2>SE ALEJA UN BARCO</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Sólo te miro, la sa

admin
24 noviembre 2022

El grito

<!-- wp:heading --> <h2>EL GRITO</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Cerró los ojos, tragó saliv

admin

Leave Comment