Poema de la mujer triste

POEMA DE LA MUJER TRISTE

Vi plasmado un día en ti, lo indescriptible,
te vi como un gigante en el devenir del tiempo,
eras tú mi feligrés, yo tu sacro templo,
donde oficiabas tu ritual, mágico, indecible.

Henchida de placer mi alma cual, amada,
no cabía en sí de gozo rebosante,
era mío el paraíso, eras mi amante,
mas, edificaba en breñas mi morada.

Como manjar tentativo, apetecible
impenetrable, impasible y escabroso,
convirtiose tu amor en imposible,
inalcanzable, ansiado y tormentoso.

Ahora sólo somos ermitaños en la vida,
hoy tal vez, nuevas sendas tomaremos,
dos extraños que se amaron ya seremos,
y con inmenso dolor, ¡Ay presagio tu partida!

Irma Alejandrina Rondón Varela.

You may also like this

23 junio 2022

Observé las gotas

<!-- wp:heading --> <h2>Observé las gotas</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Observé las gotas&

admin
21 junio 2022

La vida

<!-- wp:heading --> <h2>La Vida</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Llegamos siendo solo semillas,

admin
16 junio 2022

Salió la palomita

<!-- wp:heading --> <h2>SALIÓ LA PALOMITA</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Como el humo, por l

admin

Leave Comment