El adiós

EL ADIÓS

Él se marchó una tarde cuando más lo quería.
En sus ojos brillaba una luz permanente,
un relámpago azul y un sonido pautado.

Compartimos los días y las noches
desde la libertad de quienes aman
los mismos privilegios: un sofá, unas cortinas,
un libro, unas ventanas, un jardín
y un silencio cargado de poemas por nacer,
que yo le repetía a cada instante
y él nunca pronunció
-pero supo decirme muchas veces-
como suelen hacer los que saben hacerlo.

No es que él fuese mío. Yo era suya.
Me eligió para siempre desde que nos miramos,
desde que nos tocamos, desde que nos soñamos.
Y yo me entregué a él sin pretensiones,
plenamente consciente de mis actos reflejos,
sabiendo que ya nunca dejaría de amarlo.

Ronroneó un momento antes de yo besarlo.
En mis labios dejó sus últimos suspiros.

Nieves Álvarez Martín.

You may also like this

01 diciembre 2022

Inmigrante

<!-- wp:heading --> <h2>INMIGRANTE</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Cada gota de sangre<br&g

admin
29 noviembre 2022

Se aleja un barco

<!-- wp:heading --> <h2>SE ALEJA UN BARCO</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Sólo te miro, la sa

admin
24 noviembre 2022

El grito

<!-- wp:heading --> <h2>EL GRITO</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Cerró los ojos, tragó saliv

admin

Leave Comment