El silencio del sepulcro

EL SILENCIO DEL SEPULCRO.

El silencio de la madrugada me invita a reflexionar en la quietud del sepulcro. La luna, tras cumplir su misión de iluminar la noche con su plenitud, se ha escondido detrás de los cerros.

Ha pasado el barullo de un juicio injusto, el ir y venir de un juez a otro entre los gritos insolentes de la multitud, al igual que en el camino hacia el Calvario. La estridencia de la incomprensión masificada.

Nada se oye frente al sepulcro, es el sueño del justo.

Hay otro ruido. Distinta multitud se agolpa, unos a otros se suceden en el mínimo espacio interior. Las voces inútiles de la gente necia ofuscada por las razones de los políticos, encargadas de preocuparme por lo que todavía no es, pero no quiero llegue a ser. Las conductas ajenas, ilógicas para mí, por sentir que se apartan de la razón, de la verdad, de la justicia. No lo puedo negar, es miedo a que ese algo suceda sin que pueda hacer nada para evitarlo a pesar de mis palabras; temor de no tener siempre la razón.

Más voces discordantes retumban, cada una evidencia lo negativo de la otra. Barahúnda de posturas opuestas y yo en medio. Quisiera avenirlos para volver a la armonía, mas la impotencia triunfa.

Anhelo la calma. ¿Hasta dónde este deseo es sincero y no simple egoísmo de sentirme tranquilo?

¡Dios mío! La escandalera es terrible, no me deja en paz.

Miro el sepulcro, ningún sonido hay en su interior. Tu cuerpo inerte le da sentido.

Quiero el vacío en mi ser, que todo salga junto con la angustia por la armonía perdida, las mil preocupaciones, los anhelos personales sin razón, y en su oquedad dejar espacio exclusivo para Ti.

Déjame oír tu palabra y nada más. Convierte el monólogo que me obsesiona en un diálogo para escucharte, para entender tu mensaje.

El alba despunta en el horizonte. En silencio la roca se mueve para dar paso al resplandor de tu resurrección, la vida nueva.

Señor, llena mi ser con tu luz, hazme dócil a tu voluntad, conviérteme en el instrumento de tu amor, aunque me duela el alma.

Phillip H. Brubeck G.

You may also like this

02 noviembre 2022

Vivo ya porque no muero

<!-- wp:heading --> <h2>VIVO YA PORQUE NO MUERO.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Llora el ciel

admin
02 marzo 2022

No nos cansemos de hacer el bien

<!-- wp:heading --> <h2>NO NOS CANSEMOS DE HACER EL BIEN.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Repi

admin
07 octubre 2021

¿Y si te demostrásemos nuestro amor?

<!-- wp:heading --> <h2>¿Y si demostrásemos nuestro amor?</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>¿

admin

People Comments (2)

  • Lourdes Brubeck abril 17, 2022 at 9:46 am

    Para reflexión

    • admin abril 18, 2022 at 5:31 am

      Gracias por tu comentario.

Leave Comment