Relato: Cotty Bravo

Maestra

“COTTY BRAVO”

Abriste innumerables senderos, sin haber terminado tus estudios. Te volviste la mejor Instructora, 35 años avalan la experiencia con tus alumnos. Entregaste baluartes, educación y enseñaste que todos los desafíos no son negativos. Naciste en el lugar, donde se firmó la Independencia de Chile, el 12 de Febrero de 1818, ahí tus ojos vieron la luz de la primavera hace ya siete décadas.

Cotty Bravo, Cotty Bravo, con tu ejemplo forjaste generaciones en la región del Maule.

Me enseñaste a ser un buen profesional, entregar lo máximo a mi clientela, lograr entender lo que quieren, a qué quieren llegar en relación con la imagen que desean demostrar; con esa manera gentil pero estricta, que tienes para enseñar, pusiste en mí los cimientos de esta hermosa profesión, que muchos llaman oficio, uno de los más antiguos del mundo: “La Peluquería”.

Cuando uno lleva a sus pares, en el aprendizaje, haces que el emprendimiento crezca y la gente que tienes a cargo comprenda lo especial del arte de la belleza en el cabello: es el sentimiento, cuando uno corta el pelo; es la relación que se tiene con el cliente, sentir lo agradable que es cuando se va contento con un buen corte de cabello. Mientras las tijeras actúan, uno va hablando, cual si fuera psicólogo y la clientela se va relajando, así se va formando una bonita amistad, a través de los años de atención. El sentir cuando uno trabaja con los instrumentos, se vuelve una satisfacción de haber aprendido un oficio y desarrollarlo con agrado y gratitud, entregándolo a la persona sentada en el sillón de la peluquería.

Al haber tenido el privilegio de estudiar en tus aulas y comprender el aprendizaje diario, he podido crecer con mis colaboradores, tener un negocio estable por dos décadas, entonces ¿cómo no agradecerte?, y difundir para que el mundo entero sepa, ¿quién eres?, Señora Instructora Elba Violeta Bravo Bascuñan aunque vivas, en una ciudad lejana, que tal vez el mundo “tampoco conozca”. Adulto mayor maravillosa instructora de toda tu vida, sin tener grandes estudio y que los has comenzado a terminar el día de hoy, forjando grandes profesionales, ayer.

¡Mereces el estímulo del reconocimiento!, para mostrar un ejemplo a seguir, como el de innumerables adultos mayores que permanecen en el anonimato hasta ahora, a pesar de que muchos de ellos han dejado un legado valioso a la generación actual.

Agradezco como con el ejemplo me demostraste la pasión por este trabajo, Profesora Cotty Bravo; tu forma de enseñar, tu paciencia y tu profesionalismo, me motivaron a ser quien soy este día, esa enseñanza no se olvida, Maestra.

Bien ha permanecido en mi memoria aquel día de hace 20 años, cuando no existían las tijeras para zurdos. Las que había comprado no cortaban, eso me llenó de la rabia más grande.

– ¡Profesora, profesora mis tijeras no cortan!
– ¿Cómo no van a cortar? –dijo Cotty Bravo–, pásame tus tijeras –en cuanto las tuvo en su mano, sin inspeccionarlas, tomó un mechón de pelo y lo cortó–, ves que sirven, tardarás pero aprenderás a utilizarlas.

Así estuvimos un par de clases, hasta que, preocupada porque no podía hacer que las tijeras cortaran el cabello, me preguntó:

– ¿Con cuál mano cortas el cabello?

– Con la izquierda.

Se largó a reír y yo sin entender, hasta que me explico lo del filo de la tijera.

– Ven, tenemos que darle la vuelta al filo.

Fuimos al afilador del pueblo para que la arreglara. De ahí comencé a cortar y no me atrasé más en las clases. En ese momento aprendí otro secreto más del mundo de los zurdos, las tijeras para los diestros no son aptas para nosotros, por eso siempre les tenía que cambiar el filo, hasta que al fin empezaron a fabricarlas en especial.

Sra. Elba Violeta Bravo Bascuñan eres un ejemplo para todos, desde los 12 años que sabes manejar tus tijeras y primeras, has hecho de tu carrera una vida. Vives en la ciudad de Talca y das clases en la peluquería “Chantal”, que se encuentra en la comuna de Quilicura, en la ciudad de Santiago, Chile, para no dejar de entregar tu conocimiento a tu alumnado todos los fines de semana recorres 514 kilómetros, hasta la Academia.

Por esta enseñanza de vida, es importante difundir los Derechos Humanos de los Adultos Mayores, desarrollando la integración y la inclusión en el día a día y en el cual todavía hay un conjunto de problemas que resolver, sobre su protección en Chile y en el mundo entero.

Uno de tus alumnos, el cuál siempre te estará agradecido.

“Talca es tu ciudad natal y este homenaje en vida te lo ofrendo, porque has sido la maestra de muchas generaciones de peluqueros”

René Julio Milla Auger.
Peluquero.

You may also like this

23 octubre 2020

Los Picayuyos

<!-- wp:heading --> <h2>LOS PICAYUYOS.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Carlitos y Eric son dos

admin
20 octubre 2020

Manos de nube

<!-- wp:heading --> <h2>MANOS DE NUBE.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph {"align":"right"} -

admin
08 septiembre 2020

Estrella fugaz con perro

<!-- wp:heading --> <h2>Estrella Fugaz con Perro.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Con los últ

admin

Leave Comment