Poema: El cuadro.

El cuadro de la boda

EL CUADRO

El cuadro de la boda

A mis padres en Dios

Entré en la habitación,
mis palabras tenían fuerte llanto de río.
Yo era joven,
recuerdo aquel hermoso cuadro,
aquella conmoción de amor paciente,
una revelación que desde lejos
acariciaban mis ojos
muertos de soledad.

Puse los frutos dulces para que sazonaran
la misericordia, todo fue un reto
dentro de mi vacío.
Ahora,
estoy solo, apartado de todos los adverbios
que me rompieron el alma
cohabitando el anhelo.

Después de cuarenta años la amargura se estanca,
en la sangre desnuda ante mi llanto,
del momento que fueron litorales de luz.
No es el llanto que se adentra y navega
en los labios remando nostalgias de quien duerme
el destino pasado, viaje desconocido,
que asume las preguntas y la voracidad
del hombre que despierta en sus finales
y descubre el paisaje más hondo de la vida.

El tiempo, sus calmados y adormecidos rostros,
esos rostros que no pierden
la realidad
para detener la última mirada.

José Manuel F. Febles.

You may also like this

30 junio 2020

Una mirada profunda, hacia la naturaleza.

<!-- wp:heading --> <h2>Una mirada profunda, hacia la naturaleza.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p

admin
25 junio 2020

Manos de soledad

<!-- wp:heading --> <h2>MANOS DE SOLEDAD.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Hablo con mis recuer

admin
23 junio 2020

Vidente o no vidente.

<!-- wp:heading --> <h2>Vidente o no vidente.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Caminar por la v

admin

Leave Comment