Tu rostro en la memoria

TU ROSTRO EN LA MEMORIA.

Traspaso el umbral de la noche, con ese caminar de sombra que persigue su propia luz entre la hierba. Me detengo en el canto de los pájaros y subo, uno a uno, cada trino que hiere la mañana…

En el alféizar dejo la huella de mis ojos sin alcanzar el sol de la vidriera, sin que mis ojos puedan entrar en la tibieza de tus pies (ni de tu boca).

Mis pupilas se achican cuando el címbalo de los recuerdos descarga su voz grave y pausada, su voz de vieja y rota campana transformada en canto de mítica sirena.

Bebo a pausas el rocío que pende de las rosas, con perfume de ocasos y partidas, con la fría corriente de caricias que humedecen las vértebras de historias otoñadas.

Traspaso el solar con pies descalzos, descalzos los pies y la melancolía, pisando el contorno de las hojas, la paz de las hormigas, el bies de viento y murmullos intangibles…

Vuelvo mi recuerdo hasta la sala, para colgar tu rostro en la memoria.

Everardo Antonio Torres González.

You may also like this

15 octubre 2020

Miro hacia el sur

<!-- wp:heading --> <h2>Miro hacia el sur.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Miro hacia el sur&l

admin
13 octubre 2020

La raza

<!-- wp:heading --> <h2>LA RAZA.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Existe una raza superior<b

admin
08 octubre 2020

Las olas del mar también traen paz

<!-- wp:heading --> <h2>Las olas del mar también traen paz.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>S

admin

Leave Comment