Reflexión: Cerro de la Silla

CERRO DE LA SILLA.

El gigante duerme envuelto entre nubes y niebla, desea descansar, la ciudad es ruidosa, inquieta no cesa de laborar día y noche, siempre igual, en constante actividad; pero el Cerro de la Silla ansía algo de reposo, no quiere dejarse ver, de vez en cuando mira a su alrededor, el sol no brilla, no calienta, el clima invita a reposar.

A pesar de ello el Cerro no se siente cómodo, se revuelve entre la niebla y observa su entorno, hay movimiento en la ciudad, nunca cesan, siempre inquietos. Lentamente se descubre de su cobijo y deja ver parte de sus laderas, aún no decide lucir su cima que cubren las nubes.

“¿Por qué la ciudad no descansa y me permite reposar? La niebla es suave, las nubes acogedoras, quisiera reposar entre ellas.”

“El sol comienza a enviar algunos tenues rayos por entre las nubes, tendré que erguirme, despojarme de la niebla, la gente espera verme. ¡Qué fastidio! Ser un símbolo, tener que estar siempre presente y mostrarme majestuoso a pesar de mi fatiga.”

“Yo no quería ser símbolo, pero la ciudad me hizo tal y ¡este es el precio!”

Beddy Gamboa Lugo.

You may also like this

17 septiembre 2020

Solo pidamos

<!-- wp:heading --> <h2>Solo pidamos.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>Cuando uno camina, por e

admin
25 agosto 2020

Soledad

<!-- wp:heading --> <h2>Soledad.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>En este oscuro cuarto, mis oj

admin
09 junio 2020

Querernos más que ayer

<!-- wp:heading --> <h2>Querernos más que ayer.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>No puedo ente

admin

Leave Comment