Prosa poética: Éxtasis

Luna de octubre

ÉXTASIS.

Vino tinto

Explota en mí el éxtasis producido por un trago de cabernet y el canto desde el confín de la patria, mientras la luna en su plenitud asoma por encima de los cerros atestados de casas, sin distinguir idiomas y muros, para comunicar su mensaje de amor como lo ha hecho siempre desde el inicio de la humanidad.

Traspasando los ventanales, su tenue resplandor me hace ver las siluetas de todo cuanto se encuentra en la habitación carente de luz artificial, como mi alma solitaria cuando, lejos de ti, descansa después de tanto pensar.

La música embriaga mi alma con sus notas de soprano; con sus ritmos ascendentes hacia el cielo embelesa a la luna de octubre henchida con su brillo y junto a ella, tus ojos me acompañan en esta noche sideral, donde el universo se conjuga en la pequeñez cristalina de una gota de agua escurriéndose por los entresijos de la vida.

Volar a tu lado, surcando la distancia del mar que nos separa, las altas montañas se empequeñecen con las notas de la ópera, obra divina como tu sonrisa en la dicha de tu amor allende los desiertos de la soledad, para saturar mi vida y cualquier posible vacío.

Vaivén armónico, arriba y abajo en la escala. Las copas de tinto dejan escuchar su voz argentina más allá de los sueños, de las ideas y sus figuras, se transforman a cada instante en una forma y otra en el interior de mi ser, para permanecer hasta la eternidad como el beso primero que en mi mejilla depositaste aquella tarde de enero con la ternura y la pasión juvenil.

Vivo por ti y para ti entre notas bailarinas, saltarinas entre las líneas del pentagrama; espontáneas surgen las letras sin renglones, al igual que las cascadas alegres de tu risa, llegan hasta mí en esta noche de eterno romance, acompañadas del beso de una copa de vino con la esencia de tu aliento, para embriagarme con cada gota transferida por tus labios rojos de uva madura y con el brillo moscatel de tus ojos eternamente seductores.

En un balanceo a ritmo de vals, como las olas, las palabras arrullan el alma sobre las arenas infinitas en el límite de la tierra y el mar, el amor, la dicha, el éxtasis, la fusión de mi alma en la tuya en la inmensidad del tiempo.

Phillip H. Brubeck G.

You may also like this

02 noviembre 2018

Reflexión: Acércate

<h1>ACÉRCATE.</h1> <img class="alignnone size-full wp-image-2097" src="http://editorialbellasletras.com/wp-content/upl

admin
16 octubre 2018

Reflexión: Escribir por necesidad

<h1>ESCRIBIR POR NECESIDAD</h1> <img class="alignnone size-full wp-image-2056" src="http://editorialbellasletras.com/wp

admin
01 octubre 2018

Prosa poética: La respuesta

<h1><strong>LA RESPUESTA </strong></h1> <img class="alignnone size-full wp-image-2023" src="http://editoria

admin

Leave Comment