Artículo: El sujeto del trabajo

Trabajo digno

El sujeto del trabajo

Trabajo digno

“Quien lleva a cabo el trabajo es una persona”, un sujeto consciente y libre, es decir, un sujeto que decide de sí mismo.

El ser humano es el sujeto del trabajo. Este 15 de mayo se cumple el 127 aniversario de la encíclica Rerum Novarum de León XIII, primer documento pontificio de tipo eminentemente social, en el que se actualizan a fondo los problemas que surgieron con el alto desarrollo de la industria en el siglo XIX, como la grave explotación de que eran objeto los obreros en un ambiente de trabajo infrahumano. Es aquí donde se inicia con gran fuerza la interpretación de los signos de los tiempos a la luz de los Evangelios, para que los patrones reconsideraran sus actitudes y trataran cristianamente a sus trabajadores y así poder dar una solución justa a la llamada cuestión social.

Con el paso del tiempo la situación del trabajador ha ido variando por los esfuerzos del magisterio de la Iglesia, por los movimientos sociales y la humanización de las leyes laborales. Basta recordar que la Rerum Novarum ejerció una fuerte influencia para la redacción del artículo 123 de nuestra Carta Magna.

Para conmemorar el 90 aniversario de tan importante encíclica, el Papa Juan Pablo II elaboró su encíclica Laborem Excercens, que por el atentado que sufriera por manos de Ali Agka, no pudo revisar definitivamente, sino hasta después de su permanencia en el hospital, y se publicó el 14 de septiembre de 1981.

Es en este documento donde Juan Pablo II estudió con gran detalle la cuestión de nuestros días, en que “la técnica puede transformarse de aliada en adversaria del hombre, como cuando la mecanización del trabajo «suplanta» al hombre, quitándole toda satisfacción personal  y el estímulo a la creatividad y responsabilidad, cuando quita el puesto de trabajo a muchos trabajadores antes ocupados, o cuando mediante la exaltación de la máquina reduce al hombre a ser su esclavo”.

Quien lleva a cabo el trabajo es una persona.

Un error muy frecuente a que nos han inducido las filosofías materialistas de nuestra civilización, como son el liberalismo (sustentador del capitalismo) y el socialismo de origen marxista, es el de considerar al hombre “como un instrumento de producción”, con lo que aumenta le malestar de los trabajadores y se crean los conflictos graves que desembocan en las huelgas.

Debemos tener siempre presente que “quien lleva a cabo el trabajo es una persona”, un sujeto consciente y libre, es decir, un sujeto que decide de sí mismo, por lo que al reducirlo a una parte de la cadena productiva, se le resta todo aquello que conlleva su dignidad humana, sus obligaciones y derechos, su creatividad, su libertad, y en consecuencia se valor el trabajo en cuanto al dinero que deja, y se catalogan algunas actividades como denigrantes; pero el auténtico “valor del trabajo humano no es en primer lugar el tipo de trabajo que se realiza, sino el hecho de que quien lo ejecuta es una persona”.

La persona no es el objeto, sino el sujeto del trabajo, es quien lo realiza y lo dignifica, elevándose así en la función de co-partícipe de la obra creadora y en el cumplimiento del mandato recibido en el Génesis de someter la tierra. “Ante todo, el trabajo está en función del hombre” y no el hombre “en función del trabajo”, porque el trabajo al tomarse como un fin en sí mismo, carece de todo sentido, es más, enajena al hombre, lo desquicia en su vida, pero cuando la finalidad del trabajo es la persona, adquiere toda su dimensión material y espiritual, pues ayuda al hombre a perfeccionarse integralmente.

Phillip H. Brubeck G.

 

You may also like this

19 abril 2019

Reflexión: Justicia y amor en el sacramento de la reconciliación

<!-- wp:heading {"level":1} --> <h1>JUSTICIA Y AMOR EN EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN.</h1> <!-- /wp:heading -->

admin
13 abril 2019

11 Razones por qué leer Parte 13

<h1>Cuando se lee se es libre.</h1> <img class="alignnone wp-image-549 size-full" src="http://editorialbellasletras.com/

admin
12 abril 2019

11 Razones por qué leer Parte 12

<h1>11. Son los mejores amigos.</h1> <img class="alignnone wp-image-542 size-full" src="http://editorialbellasletras.com

admin

Leave Comment