Esperanza de resurrección

Esperanza de resurrección.

Las flores amarillas que crecían comenzaron a marchitarse en el corazón del rey Herodes, se había enterado que el rey de los judíos había nacido en Belén de Judea. En su desesperación había convocado a todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo.

–No puede ser, no puede ser –se decía Herodes.

Todo esto se produjo porque los magos, quienes venían de Oriente afirmaban haber visto la estrella del nuevo rey, querían adorarle y ofrecerles presentes: oro, incienso y mirra.

María Corina, había sido elegida la opositora del actual gobernante en Venezuela. Las elecciones se acercaban, había esperanzas depositadas en esta gran luchadora. El gobierno sentía miedo y optó por inhabilitarla. No dejarla participar. Cayó una lluvia salada en los jardines de los actuales gobernantes, las flores rojas que crecían se marchitaron y las dos lunas se pusieron de color gris, todo era tinieblas y temor. La corte penal internacional y la orden de captura para los cabecillas de estos gobernantes, más el no apoyo de los países europeos, formaron un terrible y macabro eclipse para su alto mando militar, su fiscal y todos sus allegados hasta el presidente. Venezuela permanecía de pie, a pesar de la paliza recibida.

El ángel se le apareció a José y le dijo: Levántate, toma el niño y su madre y vete a Egipto ya que Herodes buscará el niño para matarlo.

La oposición en Venezuela, liderada por su María Corina Machado, seguía en su embarcación, entre olas altas y fuertes con una consigna que decía: Hasta el final. Nunca en la historia de un país sudamericano había florecido una orden de captura por crímenes de lesa humanidad.

Jesús llamo a sus doce discípulos y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos para que los echasen fuera y para sanar enfermedades y las dolencias del pueblo. En ese momento, desde mi platillo vi a Judas Iscariote. Como extraterrestre que he sido, he visto jardines florecer, ocasos ahogarse en los brazos de dos enamorados, he visto eclipses de sol y las dos lunas abrazarse entre los pétalos de las estrellas; he visto a mi enamorada correr y secarse sus lágrimas de alegría después de ahogar sus penas y sus tristezas en el pozo de agua donde dejó de respirar narciso. Esperamos un milagro en este país tan hermoso, país llamado Venezuela. Hoy pide calma y paciencia, la paz viene cabalgando, viene en la mirada del redentor, viene en esos brazos tibios y frescos armoniosos de nuestro Señor Jesús.

José Argenis Peña Salcedo.

You may also like this

08 abril 2024

Luna novia

<!-- wp:heading --> <h2 class="wp-block-heading">LUNA  NOVIA</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph -->

admin
29 marzo 2024

Bendito silencio

<!-- wp:heading --> <h2 class="wp-block-heading">BENDITO SILENCIO.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph {

admin
19 marzo 2024

Crimen inocente

<!-- wp:heading --> <h2 class="wp-block-heading">Crimen Inocente</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph {&q

admin

Leave Comment