El placer estético, Parte 2 final.

Cover El placer estético, parte 2 final.

El placer estético, Parte 2 final.

Arcoiris total

Me divierte la creación de algo bello, me regocijan la lectura y la contemplación de las obras bellas,

pues le comunican a mi alma lo que el tráfago materialista de la vida cotidiana le quiere arrebatar en su afán globalizador, que busca estandarizar todo con su mediocridad.

Para mí la belleza radica en la empatía que surge entre lo creado y mi alma, en el placer que me produce la contemplación de un objeto de la naturaleza o una obra de arte.

Esta relación debe ser de carácter lúdico. Si leíste El juego de los abalorios de Hermann Hesse, puedes encontrar ahí el significado pleno de lo que es el aspecto lúdico, pues en realidad la vida es un juego donde la diversión es un factor primordial para llegar a la esencia de las cosas, pero cuando no me divierte deja de ser atractivo, se convierte en un actuar monótono, mecánico, sin poder creativo. En cambio, al derivar en un juego, aún y cuando es necesario cumplir con determinadas reglas básicas, proporciona la libertad que requiere la intuición creadora para brotar con ese poder de generar vida a través de las palabras, durante el tiempo de permanencia en el mundo de la literatura.

Es un juego donde realmente soy yo, no existen barreras, pues si quiero puedo sacarlo a la publicidad, compartir mi intimidad con mis lectores, sin miedo al qué dirán o la censura; o si considero que nadie más lo debe ver, jamás pasará a la prensa, quedará almacenado en la memoria de mi computadora o en un papel revuelto entre los muchos que guardo en mis archivos. Pero en ambos casos siento algo muy especial, una satisfacción desde el instante en que la idea se empieza a incubar en mi cerebro mientras brota del corazón, hasta que lo veo ya impreso en el periódico o en un libro.

Pero la sensación placentera solamente se produce cuando lo creado es algo bello, es decir, existe armonía entre las palabras y su significado, una relación en el mismo sentido del significante con el significado, pero además goza del ritmo y la eufonía de las palabras.

Esto es lo que trato de alcanzar como escritor, buscando modelar figuras con los elementos de la mar literaria, que aunque parezcan cosas etéreas, perecederas, en el momento fugaz de la expresión verbal, transforman la realidad por completo, de tal suerte que crean mundos nuevos para proporcionar tranquilidad a mi espíritu.

Lo mismo me sucede con las obras producidas por otros. Esto me lo han enseñado los grandes maestros. Leerlos me causa un gran placer, me alimentan, me instruyen, me hacen viajar a lugares fantásticos a los que de otra forma jamás podría llegar.

Hablo de placer, de esa sensación de armonía en mi ser, de mi yo con el tú, con lo externo, para convertirse en uno solo por la comunión espiritual que se produce en la interacción entre los bello y mi persona.

En contraste tenemos lo que los mercantilistas y los sofistas pretenden hacer creer a la humanidad, que cualquier cosa que nos presentan es bella, aprovechando el morbo de lo prohibido o del rompimiento de cánones y paradigmas, con un malentendido naturalismo o realismo, escritos, porque están expresados con palabras plasmadas en el papel, pero con expresiones nada artísticas, más vulgares y prosaicas que las que en realidad puede expresar la gente inculta, en las que no es posible encontrar la belleza cuando las palabras son inferiores a las que normalmente se encuentran en el habla vulgar, en hipérboles de mala sintaxis y groserías que pretenden hacer pasar como el habla general del pueblo. De la misma forma pretenden encontrar lo bello en el abuso del sadismo con lujo de detalles en la violencia física o moral constantes. Asimismo, se regodean al revolcarse en la inmundicia y la suciedad, el estiércol y la basura. Esto es lo que lleva preferencia en las editoriales públicas o privadas. Dicen que al cliente lo que pida, mas por desgracia no ofrecen obras realmente buenas, porque estas no explotan el morbo, porque lo bueno y lo bello no rinden las mismas ganancias que la basura comercial. Esta situación es un reflejo de la espiral decadente en que  la cultura está atrapada por el materialismo absurdo que nos absorbe para terminar en el nihilismo. Buen tema para que los especialistas estudien a fondo la razón de ser de este fenómeno, tanto en el ámbito psicológico como social y filosófico.

En realidad la oferta comercial, la oferta de muchos vanguardistas, contraculturales, malditos, marginales, realistas, y muchos más entre los que se encuentran los representantes de la Escuela del Resentimiento como los bautizó Harold Bloom, no me convence, no me produce placer estético alguno; al contrario, me generan un rechazo, y si los leo es por disciplina de estudio tratando de encontrar en ellos una belleza de la cual carecen.

Lo que es peor, todos los señalados en el párrafo que antecede, se dicen profetas de la libertad artística, sin embargo son más déspotas que los grandes dictadores del Siglo XX, sin importar si son de izquierda o derecha, y a las obras que difieren de sus estilos les niegan el derecho de poseer belleza artística.

Una vez más, repito, para mí lo bello radica en esa relación lúdica de crear en mi alma el placer, el bien-estar, el sentirme unido con el objeto bello, tanto en el juego de la creación literaria, donde se funden el contenido con el continente, donde importa la elegancia y sencillez de las palabras entrelazadas en una sintaxis apropiada para cada circunstancia en específico, cuidando en todo momento el ritmo y el sonido de los fonemas en su conjunto; como de la contemplación y disfrute de la obra ajena. Placer que eleva, que aquieta las pasiones, que puede llevar hasta el éxtasis místico.

Phillip H. Brubeck G.

You may also like this

01 julio 2020

CONSEJOS PARA ESCRIBIR BIEN. EL ORDEN SINTÁCTICO.

<img class="alignnone size-full wp-image-808" src="http://editorialbellasletras.com/wp-content/uploads/2017/08/ORDEN-SINTÁCTICO-1.j

admin
24 junio 2020

CONSEJOS PARA ESCRIBIR BIEN. EL USO DE LAS COMILLAS.

<img class="alignnone size-full wp-image-768" src="http://editorialbellasletras.com/wp-content/uploads/2017/07/COMILLAS.jpg" al

admin
10 mayo 2020

La armonía de la familia

<!-- wp:heading --> <h2>LA ARMONÍA DE LA FAMILIA.</h2> <!-- /wp:heading --> <!-- wp:paragraph --> <p>“La armon

admin

Leave Comment